Pasos para organizar una fiesta infantil

Si quieres que la fiesta de tu hijo sea un éxito, tómate tu tiempo y organízala con semanas de antelación. Y es que hay mucho donde elegir y mucho que decidir. En primer lugar, habrá que acordar la temática de la fiesta. Esta decisión nos llevará a orientarnos hacia una fiesta de disfraces o no. La lista de invitado es otro asunto que habrá que determinar para a continuación, enviar las invitaciones para la fiesta. Ya más cerca de la fecha de la celebración, habrá que confeccionar una buena lista de juegos para fiestas infantiles, juntar todo lo que nos hará falta para organizarlos y la música que acompañará. Pensar en una buena  merienda es otro asunto importante y si la torta es casera, mucho mejor. Por fin, tendremos que esforzarnos en convertir la casa en un lugar acogedor para nuestros pequeños invitados. Para ello, habrá que pensar en una decoración divertida y llena de color. El punto final a la fiesta será ese regalito que nuestros invitados se llevarán a casa como recuerdo de una tarde inolvidable en casa de su amigo.

La temàtica

Un fiesta siempre tiene un motivo por el que se organiza y además puede tener un tema. El tema depende de la edad del niño y del momento del año.

 La lista de invitados

¿A cuántos niños invitar? Además de ser niños muy cercanos para que haya mucha complicidad entre ellos, conviene tener el número de invitados adecuado a la edad del homenajeado. Si el niño es muy pequeño, no deberíamos invitar a muchos porque se sentirá incómodo. Como norma general, se calculan tantos invitados como años tiene el niño. Se puede añadir a esta cantidad uno o dos niños. Por ejemplo, si tiene 2 años, hasta 4 y si tiene 5, en torno a 7.

Los juegos para la fiesta

Los juegos son el plato fuerte de la fiesta y el momento de mayor disfrute para ellos. Elabora tu lista de juegos según la edad de los niños y la temática de la fiesta.  En la web, hay muchas opciones. Una vez hecha la selección, prepara todo lo que vayas a necesitar para cada juego, sin olvidar los premios. Tener algún ayudante bien informado y dispuesto a colaborar te vendrá de miedo. La alegría y las risas, las pondrán los niños.